Pagos por PayPal

Aparatos Funcionales más avanzados

Cuando las maloclusiones  (ver inciso anterior), especialmente en sentido sagital (de atrás para adelante)tienen un componente  que se debe a una discrepancia en la relación del maxilar superior (maxila) con el maxilar inferior (mandíbula) ya sea por diferencias importantes de tamaños, y/o por las posiciones de una maxilar con respecto al otro en este sentido sagital, se utilizan aparatos funcionales para corregir dichas discrepancias al estimular crecimientos esqueletales ( i.e. de los huesos) , lo cual nos permite llevar a los dientes también a posiciones y angulaciones ideales una vez corregidas dichas discrepancias con el uso de estos aparatos. Por esta razón, existen aparatos funcionales que avanzan la mandíbula en pacientes que presentan una deficiencia en el crecimiento de la misma, y otros aparatos que avanzan la maxila ( pero que también mueven un poco la mandíbula para abajo y para atrás) usados para los pacientes que tienen una deficiencia en el desarrollo de la misma. Aunque existen aparatos funcionales que ayudan a arreglar problemas  transversales (e.g. mordidas cruzadas o arcadas muy angostas), y problemas verticales (e.g. mordidas abiertas), no son tan ampliamente usados como los que corrigen problemas sagitales ( de atrás hacia adelante) o no se les denomina como aparatos funcionales (aunque en realidad si lo sean). Casi todos los aparatos funcionales que ayudan a estimular el crecimiento de los huesos de los pacientes, también tienen cierto efecto en los dientes o también modifican sus posiciones. Lo importante para el ortodoncista es buscar el momento ideal de acuerdo con el estado de desarrollo de los pacientes o de su “edad esqueletal” para emplear los aparatos funcionales, y un requisito muy importante es que el paciente siga en etapa de crecimiento, ya que los aparatos funcionales por lo general no funcionan en los adultos, o solamente tienen efectos a nivel dental (i.e. solo mueven dientes), y no al nivel deseado (i.e. el esqueletal).

Malocclusiones

La oclusión corresponde a la manera en que embonan y/o interdigitan los dientes de la arcada (maxilar) superior con los de la arcada (maxilar) inferior. Cuando esta relación entre los dientes de ambas arcadas no se encuentra bien establecida, se dice que la persona tiene algún tipo de “maloclusión.”  Estas desviaciones de lo que se considera la “normalidad” o más específicamente la “idoneidad,” se pueden presentar en los tres planos del espacio o en sentido sagital ( de atrás hacia adelante), vertical, o transversal (de izquierda a derecha). Cuando es en sentido sagital, los dentistas los describimos como Clases I, II o III (en la zonas posteriores de la mordida), mientras que las maloclusiones en sentido vertical normalmente se refieren a mordidas abiertas y mordidas profundas (por lo general en la parte de adelante). Por último, cuando hablamos de problemas en el sentido transversal, normalmente nos referimos a mordidas cruzadas (en las zonas posteriores, mas común, o anteriores, menos común). Todas las maloclusiones tienen distintas maneras de tratarse, así como grados de severidad, y algunas son mucho más fáciles de corregir que otras. A menudo se requiere de la cooperación del paciente para lograr resolverlas, aunque con el uso desde hace ya varios años de los microimplantes de ortodoncia, la corrección se ha vuelto mucho más sencillo en varios casos

Uso seguro de rayos X

En el consultorio, usamos sistemas digitales de radiografías que entre otras ventajas, disminuyen en un 70% aproximadamente la exposición a los rayos-X para el paciente. Además, tenemos chalecos de plomo y “cuelleras tiroideas” que nos ayudan a proteger en un 100%  al paciente en las zonas que los cubren. Además acabamos de construir un cuarto especial en el consultorio con paredes y puerta con un vidrio que están todos emplomados; es decir, que protegen con el plomo al igual que los chalecos, de tal forma que al tomar las radiografías dentro del cuarto de rayos-X, no hay radiación que se disperse hacia la clinica donde estamos trabajando con los pacientes

Mantenedores de espacios

Son aparatos intraorales (i.e. dentro de boca) que se colocan cuando existen pérdidas prematuras de dientes dientes primarios (i.e. de leche) y cuyo espacio se tiende a cerrar por desplazamientos hacia adelante o hacia atrás de los dientes adyacentes. Esto puede ocasionar que  se bloqueen las vias de salida normal de los dientes permanentes no erupcionados aún en boca, provocando que no salgan o salgan en posiciones muy fuera del lugar donde les corresponda. Los matenedores de espacio también son muy frecuentemente usados en ortodoncia cuando se mueven molares permanentes hacia atrás en la boca y se pretende evitar que se regresen a los lugares donde estaban originalmente, o al inicio de tratamientos cuando queremos evitar que los molares permanentes se muevan hacia adelante, como tienden a hacerlo, para conservar espacios importantes para hacer otros ajustes aprovechando estos mismos espacios

Selladores de fosetas y fisuras

Los selladores (como los llamamos simplemente en el consultorio) se han empleado durante muchos años en la odontología preventiva y casi exclusivamente en los niños debido a que los patrones de caries o las zonas donde más frecuentemente presentan lesiones cariosas es precisamente en las fosetas y fisuras principalmente de los molares (aunque existen dientes incisivos superiores que tambien las llegan a requerir en sus superficies que del lado hacia el paladar). Varios estudios han demostrado una reducción de alrededor del 70% en el índice de caries en poblaciones de niños tratados preventivamente con resinas. Consisten básicamente en un agente “resinoso” similar al que usamos los dentistas para tapar molares o reconstruir dientes anteriores del mismo color que los mismos, excepto que carecen de los rellenos que le dan la resistencia como de plastilina a la resina para obturaciones, por lo cual el selador es líquido en consistencia en su estado inicial o antes de ser aplicado en los dientes. Al igual que las resinas, se requiere “grabar” con ácido el diente por sellar antes de aplicarlo, y de “fotocurar” o solidificar el sellador con luz de cierta frecuencia para que se pegue al diente


¡Llámenos RESERVE SU CITA HOY! 5596 2129 / 5596 3966 / 5596 3634

¡Nos encanta Atenderle!

Haga clic aquí para agendar su cita

Información y Citas

5596 2129 / 5596 3966 / 5596 3634


Whatsapp

Móvil y whatsapp
55 6175-5803


Emergencias

Móvil y whatsapp
55 5452-3464


Contáctenos

Reciba nuestras actualizaciones, novedades y ofertas especiales.

Suscríbase a nuestro Blog

Invalid Input
Invalid Input

"Siempre estamos contigo"

¡Baje nuestra App! Rotberg
y disfrute de sus múltiples beneficios

Descargue nuestra App Rotberg

  • Solicitar cita
  • Emergencias dentales
  • Info de servicios
  • Navegación GPS
  • y mucho más

  • ¡SOLO ESCANEA EL QR!

Descarga de Application de Odontologos Unidos -Dr. Rotberg Application de Odontologos Unidos - Dr. Rotberg

baja nuestra App

Descarga de Application de Odontologos Unidos -Dr. Rotberg       Application de Odontologos Unidos - Dr. Rotberg

Para preguntas sobre Odontología
te recomendamos visitar

logo Mouth Healthy